Cómo hacer un blog de cocina que te haga ganar dinero (en 5 pasos)
access_time
hourglass_empty
person_outline

Cómo hacer un blog de cocina que te haga ganar dinero (en 5 pasos)

Si todos podemos estar de acuerdo en una cosa, es que nos encanta la buena comida. De hecho, nos encanta tanto que a veces pasamos tiempo leyendo recetas en línea en lugar de prepararlas y comerlas. Por eso, aprender cómo hacer un blog de cocina es una gran idea. Si eres un entusiasta, entonces probablemente tengas mucho de qué hablar.

En este artículo, te enseñaremos cómo iniciar un blog de comida en solo cinco pasos:

  1. Elige un nombre delicioso para tu blog.
  2. Regístrate para adquirir un plan de alojamiento web.
  3. Elabora un plan para el crecimiento de tu blog.
  4. Elige una plataforma para tu blog de comida.
  5. Agrega los toques finales y publica tu primera receta.

Tenemos mucho por cubrir, así que no perdamos más tiempo y empecemos, ¡aprendamos cómo hacer un blog de comida!

Paso 1: Elige un nombre de dominio para tu blog

Antes de hablar sobre cómo crear un blog, necesitamos discutir algo que es necesario al crear cualquier tipo de sitio: cómo lo llamarás. En la mayoría de los casos, las personas se quedan con el mismo nombre para su blog durante toda su vida útil. Algunos sitios web intentan cambiar la marca, pero el proceso puede ser algo complicado, por lo que a menudo es mejor encontrar un buen nombre desde el principio y seguir con él hasta el final.

En otras palabras, elegir un nombre es una decisión que debes tomar en serio. Aquí hay algunos consejos rápidos para elegir el blog y los nombres de dominio correctos:

  • Intenta que sea breve. Cuanto más corto sea el nombre de tu blog, más fácil será recordarlo. Naturalmente, esta regla no es obligatoria, pero si estás luchando por elegir un nombre, las alternativas más simples suelen ser las mejores.
  • Busca nombres con dominios .com disponibles. Cuando se trata de dominios de nivel superior, .com es el más conocido y ampliamente utilizado, por lo que puede ser una inteligente elegir un nombre con un dominio .com compatible.
  • El nombre debe explicar de qué se trata tu blog. Por ejemplo, no llamarías a tu blog de comida «Diario de Juan» o «Mi blog personal». En cualquier caso, las personas no tendrán idea de qué encontrar cuando lo promociones.

En lo que respecta a los blogs culinarios, es posible que desees considerar los nombres que hacen referencia a los alimentos y el tipo de recetas que planeas compartir. Por ejemplo, algunos buenos ejemplos del mundo real incluyen How to Cake It y Love & Lemons.

Si realizas una búsqueda rápida en línea de blogs de cocina, notarás que toman nombres más cortos y atractivos, como «Emplatado«, «Pizca de Yum» y «Pick Up the Fork«. Trata de encontrar algo que sea memorable y que tenga una asociación inmediata con la comida y la cocina.

En esta etapa, te recomendamos que hagas una lista con al menos cinco o diez opciones de nombres de blog que te gusten. Luego, verifica si esos dominios están disponibles utilizando tu servicio de alojamiento web o registrador favorito:

Verificando la disponibilidad de un dominio.

Una vez que encuentres un dominio con el que estés contento y que esté disponible, todo lo que tienes que hacer es registrarlo. Para registrar un dominio, deberás pagar por lo menos un año de propiedad por adelantado y proporcionar algunos datos personales. Una vez que se acabe el tiempo, tendrás la opción de renovarlo, ¡pero no necesitas preocuparte por eso todavía!

Paso 2: Regístrate para un plan de alojamiento web

En este momento, tendrás un nombre y un dominio para tu blog de cocina. El próximo paso será suscribirse a un plan de hosting, lo que significa que tendrás que pagar por el espacio del servidor donde se alojará tu sitio web y todo tu contenido.

Si no estás familiarizado con el concepto de alojamiento web, puede llegar a parecer un poco abrumador. Pero en realidad, no es tan difícil como imaginas.

Lo primero que debes hacer es encontrar un proveedor de hosting web de buena reputación. Una vez que lo hagas, echa un vistazo a los tipos de planes de alojamiento que ofrecen. Por ejemplo, estas son algunas de las opciones más comunes:

  • Alojamiento compartido. Con este tipo de plan, comparte un servidor con otras personas. Esta es casi siempre la opción más barata, pero es una plataforma confiable para cualquier blog de alimentos que recién comienza.
  • Hosting empresarial. Este es el auto deportivo del mundo del hosting. Obtiene recursos dedicados y el poder de la computación en la nube. El alojamiento empresarial ofrece el mejor rendimiento y personalización posibles, pero es, con mucho, la opción más cara.
  • Servidor privado virtual (VPS). Con un VPS, obtienes una computadora virtual para ti, aunque todavía se encuentra en el mismo servidor físico que usan otros clientes. La diferencia es que obtienes acceso raíz y recursos dedicados. Pero administrarlo requiere experiencia técnica.

Si eres nuevo en este mundo, el alojamiento compartido es el camino a seguir. De hecho, a menos que tengas una razón convincente para no hacerlo, te recomendamos utilizar planes compartidos para todos tus nuevos blogs. Además, no estamos mintiendo al decir que tienden a ser notablemente baratos:

Planes de alojamiento compartido de Hostinger.

Con Hostinger, obtienes acceso a excelentes planes de hosting compartido, que son más que suficientes para manejar un blog en crecimiento hasta que comiences a recibir miles de visitas por mes.

Además, también obtienes soporte las 24 horas y un instalador con un solo clic para la plataforma de blogs que elijas sin costo adicional. Siempre puedes mejorar tu plan a uno que ofrezca un mejor rendimiento, por lo que ahorrarás dinero a largo plazo.

Paso 3: Traza un plan para el crecimiento de tu blog de cocina

Hasta ahora, hemos estado trabajando en la base de tu blog. Ahora, vamos a hablar más específicamente sobre cómo hacer un blog de cocina.

Sin embargo, antes de lanzar tu blog, hay algunas preguntas que debes hacerte, como:

  • ¿Qué tipo de contenido quieres publicar?
  • ¿Con qué frecuencia publicarás nuevo contenido?
  • ¿Harás todo el trabajo tú mismo o subcontratarás parte de él? De ser así, ¿cuál es tu presupuesto?
  • ¿Quieres monetizar tu blog de comida y, de ser así, cómo deberías hacerlo?

Comencemos con la primera pregunta. Por ejemplo, tal vez desees revisar restaurantes, o tal vez tengas la habilidad de idear nuevas recetas, tomar fotografías fantásticas de cada paso y desglosar todo para otras personas. También puedes centrarte en probar y revisar nuevos productos culinarios.

Independientemente del ángulo que elijas, debes asegurarte de que es algo que te gusta hacer. De lo contrario, es posible que te agotes rápidamente y tengas problemas para motivarte a continuar.

Una vez que tengas una idea, necesitas trazar un cronograma que puedas seguir al menos durante tus primeros meses. En la mayoría de los casos, para comenzar, recomendamos comprometerte con una o dos publicaciones de blog por semana.

Muchas personas intentan escribir docenas de publicaciones cuando comienzan. Si puedes hacerlo está perfecto, tu blog iniciará con mucho poder. Sin embargo, es importante comprender que los nuevos blogs tardan en ganar fuerza. Tu objetivo es sobrevivir esos primeros meses con tu entusiasmo intacto. De esa manera, cuando el tráfico real comience a llegar, podrás ampliar aún más tu blog de alimentos para satisfacer la demanda.

Para hacer esto, es posible que desees tercerizar parte del trabajo. Por ejemplo, puedes contratar trabajadores freelance para que escriban publicaciones ocasionales para tu blog.

Sin embargo, los blogs de cocina son un nicho bastante exigente, ya que a menudo requieren experiencia de primera mano. Como tal, encontrar trabajadores independientes que puedan hacer justicia al tema puede ser difícil, aunque no imposible.

Finalmente, necesitas un plan para monetizar tu blog desde el primer momento si quieres ganar dinero con él. Como blogger de comida, tienes varias opciones. Por ejemplo, podrías incluir enlaces de afiliados a productos de cocina para ganar una pequeña comisión cuando alguien use esos enlaces para comprar los productos.

También puedes publicar anuncios de restaurantes locales, o incluso configurar cursos en línea para clases de cocina, que puedes cobrar. Esos son todos planes viables, por lo que te recomendamos que leas cómo funciona cada uno de ellos y consideres qué opción funcionaría mejor para ti.

Paso 4: Elige tu plataforma de blogs

Quizás uno de los pasos más importantes para aprender cómo iniciar un blog de cocina es descubrir cómo vas a construir el sitio web en sí. Hay varios enfoques que puedes tomar para este paso. Por ejemplo, podrías contratar a alguien para que lo haga por ti, si tienes el presupuesto. Sin embargo, también puedes hacerlo tú mismo, especialmente si tienes alguna experiencia en desarrollo web.

Incluso si no lo haces, puede crear un sitio utilizando un Sistema de gestión de contenido (CMS), que simplifica todo el proceso. Los CMS son plataformas que te permiten publicar y administrar diferentes tipos de contenido, como su nombre lo indica. Cuando se trata de CMS de blogs, generalmente incluyen la funcionalidad para organizar las publicaciones, configurar páginas individuales, administrar usuarios y más. Si bien hay muchas opciones de CMS entre las que puedes elegir, echemos un vistazo rápido a las tres mejores alternativas.

En primer lugar, tenemos WordPress. Este CMS es, por mucho, la plataforma de blogs más popular en la web. Es fácil de usar si eres un principiante, pero también es lo suficientemente flexible para sitios web complejos. Hay una comunidad vibrante construida alrededor del CMS, y puedes personalizar tus sitios usando temas y complementos (de los cuales hay miles).

La página de inicio de WordPress.

A continuación, tenemos Joomla!, que no es tan fácil para principiantes como WordPress, pero es relativamente fácil de aprender. Joomla! es excelente cuando se trata de administrar múltiples tipos de contenido, lo que significa que es una buena opción si no solo quieres bloguear. La plataforma también es altamente personalizable, aunque no en el mismo grado que WordPress.

La página de inicio de Joomla.

Finalmente, tenemos Drupal. Entre los CMS, Drupal tiene la reputación de ser especialmente difícil de aprender, ya que es una de las soluciones más avanzadas. Sin embargo, el esfuerzo puede dar sus frutos debido a lo escalable y flexible que es la plataforma. Puede ser excesivo para un blog de comida pequeño, pero si tu sitio web se vuelve masivo, es posible que desees considerar Drupal (ya que también es uno de los CMS más seguros).

La página de inicio de Drupal.

Para la mayoría de los bloggers, recomendamos WordPress. Esta plataforma logra un equilibrio perfecto entre la facilidad de uso y la gran cantidad de funciones, lo que la hace ideal para un blog de comida.

Como tal, puedes empezar e instalar WordPress en tu servidor web. Cuando estés listo, pasamos al paso final de esta guía sobre cómo comenzar un blog de cocina.

Paso 5: Agrega los toques finales y publica tu primera receta

Estamos cerca de la meta de aprender cómo comenzar un blog de cocina. En esta etapa, ya deberías tener un sitio web totalmente funcional con su propio dominio, y un plan para llevarlo al éxito en el futuro.

Esto significa que es hora de ocuparte de crear tus primeras publicaciones, ya sean recetas o reseñas. Sin embargo, antes de correr a la cocina, todavía hay algunas cosas que puedes hacer para mejorar tu experiencia blogueando. Por ejemplo, si bien el tema predeterminado que WordPress proporciona ciertamente no es malo, es probable que desees algo menos genérico:

El tema Veintisiete.

Afortunadamente para ti, hay muchos temas impresionantes de WordPress relacionados con la cocina que puedes usar. Para temas gratuitos, querrás buscar en el repositorio de temas de WordPress.org. Hay una barra de búsqueda que puedes usar para buscar tipos específicos de temas. Por ejemplo, esto es lo que aparece cuando ingresamos «food»:

Algunos temas relacionados con la comida.

Solo recuerda revisar las reseñas de los usuarios para cualquier tema antes de instalarlo en tu sitio. Como buen punto de referencia, debes intentar utilizar temas con una calificación de usuario de 4 estrellas o superior. También asegúrate de verificar si el tema ha recibido actualizaciones recientes, ya que no deseas utilizar uno que haya sido abandonado.

Continuando, puedes preferir usar un tema premium de WordPress. No son necesariamente mejores que sus contrapartes gratuitas, pero tienden a incluir algunas características adicionales que pueden resultarte útiles. Uno de los mejores lugares para buscar temas premium es el repositorio ThemeForest:

El tema de Themeforest.

Una vez que hayas elegido un tema para tu blog de cocina, tu próxima parada debería ser buscar plugins que puedan mejorar tu sitio y facilitarte la vida. Dado que tu blog se centra en la comida, es posible que desees buscar plugins de recetas, como WP Ultimate Recipe:

El complemento WP Ultimate Recipe.

Estos tipos de plugins te permiten diseñar las recetas de tu blog como un profesional, y pueden hacer que tu blog parezca mucho más serio. Otra gran opción, si deseas monetizar tu blog utilizando enlaces de afiliados, sería Amazon Product in a Post:

El producto de Amazon en un complemento de publicación.

Este complemento te permite agregar enlaces a los productos de Amazon que deseas promocionar en tu blog. Si las personas terminan usando uno de estos enlaces para comprar un producto, obtendrás una parte de las ganancias, siempre que seas un afiliado de Amazon.

En cualquier caso, deberías tomarte un tiempo para mirar a tu alrededor y ver qué otros plugins interesantes relacionados con la cocina existen. Solo recuerda seguir los mismos consejos que con los temas: busca altas calificaciones y actualizaciones recientes, para asegurarte de que solo agregues complementos de alta calidad a tu sitio.

Una vez que hayas terminado de pulir tu blog, recuerda comenzar a trabajar en tu primera receta o reseña. ¡Y eso es todo!; ¡acabas de aprender cómo iniciar un blog de cocina!

Conclusión

Crear un blog de cocina es más sencillo de lo que imaginas. Una vez que tengas un dominio y un servicio de alojamiento, todo es cuestión de elegir una plataforma para blogs y ponerte a trabajar. Somos grandes admiradores de WordPress, ya que es lo suficientemente versátil para la mayoría de los tipos de sitios, y es una combinación particularmente buena para los blogs de comida. Además, obtienes acceso a muchos plugins y temas para ayudarte a crear recetas y publicar reseñas.

¿Tienes alguna pregunta sobre cómo iniciar un blog de cocina? ¡Hablemos sobre ellas en la sección de comentarios más abajo!

El Autor

Author

Deyimar A. / @deyimar

Deyi es una entusiasta del marketing digital, con experiencia en diseño de páginas web, creación de contenido, copywrite y SEO. Forma parte del equipo de SEO & Localization de Hostinger. En su tiempo libre, le gusta desarrollar proyectos, leer un libro o ver una buena película.

Agregá un comentario

Comentario*

Nombre*

Email*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Formá parte de Hostinger ahora!