Qué es el mantenimiento web: todo lo que debes saber para mantener actualizado tu sitio

Las personas acceden a las páginas web comerciales para buscar información antes de realizar una compra. Si la página web no funciona correctamente, es menos probable que compren tu producto. Además, la reputación del negocio también se verá afectada negativamente.

Por lo tanto, el mantenimiento web es esencial para que el sitio funcione bien y no tenga problemas de seguridad. Esto implica varias tareas, como comprobar si hay algún problema, actualizar el contenido y actualizar el software o las aplicaciones web.

En este artículo, te guiaremos a través de las tareas principales para realizar el mantenimiento web por tu cuenta.

¿Por qué es importante el mantenimiento web?

El mantenimiento regular es fundamental para que una un negocio y su página web funcionen sin problemas.

Para comprender mejor la importancia del mantenimiento web, veamos las cuatro razones principales por las que debes mantener tu sitio con regularidad.

Prevenir errores y problemas de seguridad

El mantenimiento web evita que se produzcan errores y problemas de seguridad que, si no se atienden, pueden convertirse en un problema grave.

Por ejemplo, los complementos o temas obsoletos pueden contener errores u otras vulnerabilidades de seguridad que pongan en riesgo la seguridad de tu sitio. Además, también pueden exponer el sitio y sus visitantes a amenazas como malware.

Si no proteges tu sitio web, corres el riesgo de perder la confianza y los datos de los clientes. Si los atacantes vulneran el sitio, arreglar la situación será muy costoso y tu URL también puede entrar en la lista negra.

Optimizar la velocidad y el rendimiento

Con el tiempo, la base de datos del sitio web puede obstruirse con datos duplicados o irrelevantes, aumentando los tiempos de carga.

Un rendimiento y una velocidad de carga deficientes afectarán significativamente tus tasas de conversión. Por ejemplo, si el tiempo de carga de la página aumenta de uno a tres segundos, la tasa de rebote puede aumentar en un 32%.

Mantener solo los complementos necesarios, limpiar la base de datos y optimizar las imágenes ayudará a mejorar el tiempo de carga de la página y el rendimiento de sitio.

Mejorar la experiencia del usuario

El mantenimiento web también implica asegurarse de que todos los botones, menús desplegables y otros elementos interactivos funcionen según lo previsto. Esto garantiza que los usuarios tengan una experiencia agradable en el sitio, reduciendo la tasa de rebote.

La experiencia del usuario también se puede mejorar cambiando elementos para hacerlos más intuitivos o atractivos para los visitantes. Las pruebas A / B ayudan a comparar diferentes versiones para implementar el cambio correcto.

Optimizar los resultados SEO

Alrededor del 53% de todo el tráfico de los sitios web proviene de la búsqueda orgánica. Es más, menos del 1% de los usuarios de Google hacen clic en los resultados de la segunda página.

Si no optimizas tu sitio web de manera constante, perderás muchos clientes potenciales. El SEO incluye la investigación de palabras clave, la actualización del contenido y la optimización de la velocidad del sitio.

Además, los errores continuos o los problemas de velocidad conducen a tasas de rebote más altas, lo que afecta negativamente el posicionamiento del sitio en Google. Para Google, esto significa que tu sitio no proporciona contenido útil ni una buena experiencia de usuario.

¿Puedo mantener un sitio web por mi cuenta?

Sí, es posible realizar el mantenimiento web por tu cuenta. Siempre que tengas acceso al panel de control del alojamiento y al escritorio de WordPress, puedes hacer cualquier tarea de mantenimiento web. Dicho esto, algunas de estas tareas requieren habilidades técnicas.

Empieza por crear una copia de seguridad de tu sitio. Si cometes un error durante el mantenimiento, los archivos y datos estarán seguros.

El segundo paso es poner el sitio en modo de mantenimiento. Al actualizar el software de WordPress o cambiar la apariencia de la página web, puede que algunos elementos no funcionen correctamente. Es mejor poner el sitio en modo de mantenimiento para evitar una mala experiencia del usuario, entre otros problemas.

Ejemplo de sitio web en modo mantenimiento

Si no te resulta cómodo llevar a cabo estas tareas técnicas, opta por contratar servicios de mantenimiento web. Te costará dinero extra, pero te ahorrará tiempo y garantizará que todos los elementos estén actualizados.

Además, la mayoría de los proveedores ofrecen varios paquetes de mantenimiento web. Por ejemplo, puedes seleccionar un servicio específico como mantenimiento de seguridad o uno que incluya copias de seguridad, actualizaciones y análisis de seguridad.

Cómo mantener tu sitio web

Los planes de mantenimiento web varían según las necesidades del sitio y del tipo de mantenimiento requerido. Por ejemplo, los sitios personales tienen menos elementos y problemas de seguridad en comparación con los sitios comerciales.

Dicho esto, hay tareas de mantenimiento web que se aplican a la mayoría de los sitios.

Crear copias de seguridad del sitio

Crear una copia de seguridad es un paso preventivo esencial. Deberías realizar una copia del sitio al menos una vez a la semana.

Esto mantiene los archivos seguros en caso de ciberataques o errores cometidos al modificar el sitio. Este paso también es vital antes de comenzar el mantenimiento regular o de actualizar el software del sitio web para mitigar errores.

Hay tres formas de crear una copia de seguridad de un sitio web:

  • Descarga manual. Descarga los archivos de tu sitio utilizando un cliente FTP o el administrador de archivos.
  • Función en el panel de control. En la mayoría de los paneles de control, puedes descargar los archivos y la base de datos con unos pocos clics utilizando las funciones integradas.
  • Complemento de WordPress. Instalar un complemento de backup te permite descargar los archivos de WordPress desde el panel de administración de WordPress.

Al tener archivos de respaldo, siempre podrás restaurar el sitio web a su estado anterior.

Renovar el plan de alojamiento, el nombre de dominio y el certificado SSL

Otro paso que no debes olvidar es renovar el plan de alojamiento y el nombre de dominio.

Los planes de alojamiento deben renovarse de acuerdo con la duración de la suscripción, mientras que el registro de dominio debe renovarse anualmente. Contacta a tu proveedor de alojamiento y registrador de dominios para continuar con el proceso de renovación.

Nota del editor

En Hostinger, puedes renovar automáticamente tu dominio, cuenta de alojamiento y otros servicios. Para hacerlo, agrega un método de pago a tu cuenta y ve a Facturación -> Servicios. Haz clic en el botón de tres puntos junto al servicio deseado para acceder a Ajustes de renovación. Luego, simplemente haz clic en el botón para Activar renovación automática.

Editor

Linas L.

Tech Lead

Otro aspecto que no se puede ignorar es el certificado SSL. Este mantiene tu sitio web seguro y renovarlo es primordial para proteger los datos de los clientes.

Los certificados SSL varían en su tiempo de validez. Por ejemplo, un certificado SSL gratuito de Let’s Encrypt solo es válido por 90 días, mientras que el certificado SSL de Comodo es válido por un máximo de dos años. Asegúrate de verificar la validez de tu certificado SSL y de renovarlo antes de que caduque.

Si utilizas una plataforma de creación de sitios web como WordPress.com o Zyro, también es necesario renovar la suscripción de tu plan.

Comprobar las actualizaciones

Uno de los pasos más fáciles pero esenciales para el mantenimiento web de WordPress es actualizar el software, los temas y los plugins principales. Para hacerlo, ve a tu panel de administración de WordPress y navega hasta Escritorio -> Actualizaciones.

Sección de actualizaciones en el escritorio de WordPress

Aquí verás información sobre la versión actual de WordPress y todos los temas y plugins instalados en tu sitio. Habrá una notificación cuando haya actualizaciones de WordPress disponibles para descargar, y puedes hacerlo con unos pocos clics.

Además, WordPress tiene una lista de versiones de software y actualizaciones planificadas. Puedes verificar tu versión de WordPress y compararla con esta página para planificar las actualizaciones de software.

Revisar las funciones y páginas del sitio web

Tu sitio puede tener varios elementos interactivos, como formularios, menús desplegables, efectos de desplazamiento y animación. Comprueba periódicamente si estos elementos funcionan correctamente. Si has cambiado tu información de contacto recientemente, asegúrate de actualizar también la página de contacto.

También debes comprobar todas las páginas y enlaces. Corrige los errores 404, las páginas huérfanas y los enlaces rotos, ya que son perjudiciales para la experiencia del usuario y, por lo tanto, para el SEO.

Estos errores desperdician el crawl budget, ya que los rastreadores pasan por una página web vacía. Además, cuantas más páginas vacías encuentren, es más probable que consideren que tu sitio web está desactualizado, lo que reducirá su posicionamiento.

Utiliza herramientas en línea como Semrush o Ahrefs para encontrar enlaces rotos. También hay plugins de WordPress que facilitan aún más el proceso, ya que puedes verificar y corregir los enlaces rotos desde el panel de WordPress.

Broken Link Checker de Ahrefs

Escanear el sitio en busca de malware y spam

El malware es un software que los atacantes informáticos inyectan para dañar un sitio web o un servidor.

Existen varios tipos de malware, como virus, spyware y adware. Identificarlos es crucial para proteger los datos de los clientes y brindar una experiencia de navegación segura.

Hay varios plugins de WordPress para hacerlo, como Seguridad Sucuri o Wordfence.

Imagen de la página principal de Wordfence

Además de detectar amenazas potenciales, estos plugins también eliminan cualquier malware detectado.

Si prefieres hacerlo manualmente, descarga los archivos del sitio, excepto por los archivos wp-config.php y wp-content.php, a tu computadora y escanéalos con un software antivirus.

Hay un archivo wp-config.php predeterminado en el Repositorio de WordPress de GitHub. Úsalo para compararlo con el archivo wp-config.php de tu sitio e identificar cualquier cadena de código inusual.

Después de eso, elimina los comentarios de spam de tus publicaciones de WordPress. A menudo contienen enlaces maliciosos o de baja calidad que afectan el posicionamiento de tu página web en los motores de búsqueda y dejan una mala impresión en los visitantes.

Prueba el tiempo de carga

Tu sitio puede volverse más lento con el tiempo debido a imágenes no optimizadas, CSS o Javascript mal escritos o archivos dañados.

Utiliza herramientas en línea como GTmetrix y PageSpeed ​​Insights para probar la velocidad del sitio y verificar si hay algún problema.

Ejemplo de resultados del test de seguridad de GTMetrix

La mayoría de estas herramientas muestran métricas clave, como el tiempo de carga completa de la página y la cantidad de solicitudes, pero también brindan sugerencias sobre cómo mejorar la velocidad de tu sitio web.

Además, tener demasiados plugins también puede ralentizar el sitio. Asegúrate de instalar solo los complementos necesarios y eliminar los que no utilizas.

Revisar las estadísticas del sitio web

Si bien no está directamente relacionado con el mantenimiento web, la revisión de Google Analytics puede revelar qué necesita mejoras y si estás en el camino correcto con respecto a los objetivos comerciales y del sitio web.

En primer lugar, debes verificar cuánto tráfico web llega, de dónde provienen los visitantes y cómo interactúan con el sitio. Obtener esta información te ayudará a actualizar el sitio con contenido más relevante y así mejorar las tasas de conversión.

La segunda métrica a la que debes prestar atención es la tasa de rebote. Esta mide cuántos visitantes abandonan tu sitio sin interactuar con él.

La tasa de rebote revela dos posibilidades: el contenido puede no ser relevante para la intención de búsqueda de los usuarios o el sitio ofrece una mala experiencia de usuario.

Revisar las tasas de rebote de páginas individuales ayuda a identificar cuáles tienen bajo rendimiento. Crea una lista de prioridades de las páginas que necesitan atención y actualiza el contenido para hacerlas más relevantes.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que puedes hacer con Google Analytics. Hacer un análisis exhaustivo revelará mucho más sobre tu sitio y las áreas críticas de mejora, como la eficacia de las campañas de publicidad y marketing.

Panel de Google Analytics

¿Cuánto cuesta el mantenimiento web? 

El costo del mantenimiento web varía según el tamaño del sitio web. Si bien es difícil dar un precio exacto del mantenimiento web, podemos estimar el costo para cada categoría de sitio:

  • Sitio web personal: entre 5 y 25 dólares al mes. En la mayoría de los casos, un nombre de dominio y un servicio de alojamiento son suficientes para una página web personal.
  • Blog o portafolio profesional: entre 25 y 75 dólares al mes. Este tipo de sitio puede requerir plugins premium y herramientas de SEO.
  • Sitio web de un negocio pequeño o mediano: entre 35 y 500 dólares al mes. Los sitios de pequeños negocios pueden tener requisitos similares a los de un blog profesional, pero con la adición de funciones de eCommerce y herramientas premium.
  • Sitio web de una gran empresa: entre 200 y 4,500 dólares al mes. El mantenimiento de sitios web empresariales es caro, ya que requiere la mejor arquitectura posible e implica la personalización del código.
  • Sitio web de eCommerce: entre 1,500 y 5,000 dólares al mes. Los costos de mantenimiento del comercio electrónico varían según el tamaño del negocio, pero generalmente involucran una pasarela de pago, mayor seguridad y análisis.

Dado que el costo de mantenimiento web depende del tamaño del sitio y de sus componentes, analizaremos más detalladamente cada factor del costo:

  • Servicio de hosting web: el hosting viene en varios tipos y planes. Un plan de alojamiento compartido comienza en AR$ 199/mes, mientras que el plan de cloud hosting de nivel más alto cuesta AR$ 16900/mes. El tipo de alojamiento más caro es el alojamiento dedicado, que oscila entre €80/mes y €300/mes.
  • Nombre de dominio: el precio de un nombre de dominio depende de su TLD. Un dominio .com puede costar €8,99/año, mientras que otros TLD como .net cuestan €11,99/año.
  • Certificado SSL: existen diferentes tipos de certificados SSL, que van desde 7 dólares por un certificado con Validación de Dominio (DV SSL) hasta más de 2,000 dólares por un SSL empresarial de múltiples dominios.
  • Seguridad: servicios de seguridad como Sucuri y MalCare ofrecen planes que van desde 99 hasta 599 dólares al año para escaneo de sitios web y eliminación de malware.
  • Diseño web: el costo de contratar a un diseñador web profesional puede variar entre 500 y 1,000 dólares al año.

Por último, un servicio de mantenimiento web es un factor opcional, ya que puedes realizar el mantenimiento del sitio por tu cuenta o con tu equipo. Sin embargo, si deseas ahorrar tiempo y evitar tareas técnicas, contrata un servicio de mantenimiento de sitios web profesional.

Hay varios paquetes de mantenimiento web que varían en precios y servicios incluidos.

Un paquete de mantenimiento web simple de 200 dólares al mes incluye actualizaciones de software del sistema de administración de contenido (CMS), actualizaciones de seguridad y restauración del sitio web.

El paquete de mantenimiento de sitios web más caro incluye servicios de diseño y desarrollo por hasta 4,500 dólares mes.

¿Con qué frecuencia debes realizar mantenimiento web?

Las tareas de mantenimiento requieren diferentes intervalos de tiempo para que sean más rentables y eficientes. Por ejemplo, buscar actualizaciones de WordPress y crear copias de seguridad son tareas más frecuentes que renovar tu plan de alojamiento web y el nombre de dominio.

Recomendamos dividir el plan de mantenimiento web en tres períodos: semanal, mensual y anual.

Mantenimiento semanal

El mantenimiento web semanal comienza con la creación de copias de seguridad. No olvides comprobar periódicamente el estado de la copia de seguridad restaurándola en un sitio de prueba o en un entorno de ensayo.

Luego, busca actualizaciones disponibles en WordPress, ya sea software, temas o complementos. También vale la pena verificar las fechas de lanzamiento de la actualización para que puedas programar una actualización de WordPress en tu plan de mantenimiento.

Todos los formularios y las páginas web también deben revisarse semanalmente. Busca si hay páginas 404, enlaces rotos o errores de formulario y corrígelos de inmediato.

Consejo

Recuerda poner tu sitio en modo mantenimiento cuando actualices WordPress o resuelvas problemas importantes, como enlaces rotos y páginas de error.

Una vez que hayas actualizado tu sitio web y resuelto los errores, es hora de centrarse en la creación de nuevos contenidos. Publica al menos una nueva entrada de blog cada semana para retener clientes y fortalecer tu estrategia de SEO.

También es una buena práctica eliminar los comentarios de spam.

Mantenimiento mensual

Cada mes, debes realizar cuatro tareas además de las del mantenimiento web semanal.

En primer lugar, debes hacer una prueba de velocidad. A lo largo del mes, es posible que hayas agregado contenido que hizo que el sitio se ralentizara, como imágenes no optimizadas.

Eliminar temas o plugins no utilizados también puede ayudar a optimizar el rendimiento y la seguridad del sitio web.

La siguiente tarea es completar un análisis de seguridad. Puedes incluir esto en el mantenimiento semanal, pero escanear el sitio en busca de malware una vez al mes suele ser suficiente.

Revisar Google Analytics cada mes te brindará información relevante de forma inmediata. Además, será más fácil verificar el rendimiento del sitio web, como las fuentes de tráfico SEO y las tasas de conversión, así como estar al día con las tendencias.

Una vez que hayas realizado esas tareas, vuelve a tus publicaciones de WordPress. Además de agregar nuevo contenido semanal, incluye una auditoría de SEO: el proceso de analizar cómo se posiciona tu sitio web en los motores de búsqueda en comparación con el sitio de la competencia y encontrar formas de mejorarlo.

También es una buena idea actualizar la investigación de palabras clave y el contenido.

Por ejemplo, es posible que hayas publicado un artículo como «el mejor plugin de mantenimiento web en 2021». Sin embargo, parte del contenido está desactualizado y ya no proporciona información objetiva. En este caso, actualiza la entrada del blog con información nueva y, si es posible, con nuevas palabras clave.

Mantenimiento anual

La tarea más importante del mantenimiento anual es renovar el plan de alojamiento, el nombre de dominio y el certificado SSL. Si tienes temas o complementos premium, no olvides renovarlos también.

Si tu negocio ha crecido, es posible que desees rediseñar tu página web para atender el aumento del tráfico y crear una mejor experiencia de usuario.

Cuando cambian los objetivos comerciales o la marca, también debes actualizar el diseño web para alinearlo con tu negocio.

Conclusión

Ignorar el mantenimiento web puede resultar en una mala experiencia de usuario y en brechas de seguridad, lo que afectará en gran medida el tráfico, las tasas de conversión y tu reputación. En resumen, el mantenimiento web implica:

  • Crear copias de seguridad del sitio.
  • Renovar el plan de hosting, el nombre de dominio y el certificado SSL.
  • Buscar actualizaciones.
  • Verificar las funciones del sitio web.
  • Escanear el sitio en busca de malware.
  • Probar el tiempo de carga.
  • Revisar las estadísticas.

Si quieres realizar el mantenimiento web por tu cuenta, crea una lista de tareas semanales, mensuales y anuales. De esta manera, te asegurarás de tener un mantenimiento web eficiente y regular.

Sin embargo, si no tienes confianza para manejar estos aspectos técnicos, recuerda que hay servicios de mantenimiento web que pueden ayudarte.

Author
El autor

Betania V.

Betania es una redactora apasionada por el marketing digital y la creación de sitios web. Escribe tutoriales y realiza análisis SEO en el equipo de Contenido de Hostinger. En sus ratos libres, disfruta de bailar, cantar o mirar una buena película de cine clásico.