32 Mejores Ideas de Negocios Pequeños para Empezar en 2021
access_time
hourglass_empty
person_outline

32 Mejores Ideas de Negocios Pequeños para Empezar en 2021

Empezar un pequeño negocio es una forma estupenda de generar ingresos pasivos. Además, si se planifica bien y se trabaja duro, siempre existe la posibilidad de que se convierta en un trabajo muy rentable. Con las herramientas adecuadas y determinación, incluso la empresa más pequeña puede convertirse en un imperio multimillonario. Por supuesto, elegir la idea de pequeño negocio adecuada es el primer escalón hacia el éxito. Descubre a continuación las 32 ideas de negocios pequeños que te proponemos.

32 Ideas de negocios pequeños online

Desde pequeñas inversiones hasta estrategias a largo plazo, hemos reunido una lista de las ideas de negocios pequeños más rentables.

1. Lanzar una tienda de eCommerce

Crear una tienda online es una de las opciones más seguras de negocios rentables. Las compras digitales se han convertido en algo habitual, lo que ha provocado un aumento en las ventas de comercio electrónico en todo el mundo.

Lo mejor de una tienda online es que no conlleva las dificultades de una tienda física. Los gastos iniciales no son tan elevados, ya que no hay que pagar alquiler.

Todo lo que necesitas es un inventario y una plataforma de tienda online para empezar. Dentro de la gran variedad de opciones para elegir, WooCommerce es una de las más populares, ya que se utiliza con el CMS favorito por excelencia, WordPress.

Una gran alternativa para principiantes en los pequeños negocios es utilizar un constructor de sitios web. Se trata de una plataforma integral que incluye desde el alojamiento y el nombre de dominio hasta soluciones de eCommerce para los negocios nuevos.

Qué tan rentable será el negocio dependerá de varios factores, como el tipo de productos y servicios ofrecidos y el tamaño del mercado objetivo.

Si quieres ganar dinero rápidamente, intenta vender productos que tengan bajos costos de producción y altos márgenes de ganancia. Algunos ejemplos populares son las joyas, los videojuegos y los accesorios para teléfonos. Los productos digitales también son una buena opción, ya que no hay necesidad de almacenarlos.

Para tener éxito como dueño de un negocio de eCommerce, se necesita ser eficiente en muchas áreas diferentes. Es posible que tengas que incursionar en el diseño de productos, el servicio al cliente, el marketing digital y muchas otras funciones. Aunque pueda parecer un reto, también puede ser gratificante para quienes estén dispuestos a aprender en el trabajo.

2. Empezar un negocio de dropshipping

¿Quieres vender online sin tener que fabricar tus propios productos? El Dropshipping puede ser una de las mejores ideas de negocios pequeños para ti.

Este modelo de negocio de eCommerce requiere que trabajes con proveedores mayoristas. Después de establecer una asociación, puedes pedir que sus artículos lleven tu marca, lo que se conoce como marca blanca.

Cuando alguien haga un pedido, avisarás a los proveedores para que envíen el producto al cliente.

En resumen, sólo tendrás que preocuparte de conseguir clientes, mientras el proveedor se encarga de la producción, el inventario y el envío. Por eso el dropshipping requiere unos gastos iniciales mínimos, que oscilan entre 150 y 350 dólares.

Si te interesa iniciar un negocio de dropshipping, tendrás que unirte a sitios de proveedores mayoristas como Spocket o AliDropship. Ellos te proporcionarán los productos para presentarlos en tu sitio web.

También hay opciones como Printify, que es un servicio de dropshipping bajo demanda de camisetas, chaquetas, tazas y más. Puedes crear diseños personalizados y la empresa se encargará de la impresión y el envío.

A la hora de decidir qué tipo de artículos vender, asegúrate de centrarte en un nicho. Esto te ayudará a establecer tu marca y te hará destacar frente a la competencia.

Para inspirarte, echa un vistazo a Notebook Therapy. Esta tienda de dropshipping ofrece específicamente encantadores productos de papelería.

Página de inicio de Notebook Therapy, un negocio de dropshipping en ideas de negocios pequeños

3. Crear un sitio web de marketing de afiliados

El marketing de afiliados es una de las mejores ideas de negocios pequeños para principiantes con bajo presupuesto.

Promueves el producto o servicio de otra persona y, dependiendo de la política de la empresa, recibes una comisión cada vez que alguien hace clic en un enlace o compra el producto.

El marketing de afiliados es una de las principales formas de ganar dinero para quienes se dedican a la creación de contenidos. Pero iniciar un pequeño negocio desde cero con el marketing de afiliación es definitivamente posible.

Muchas personas lo hacen creando un sitio de reseñas que contiene enlaces a productos que recomiendan, como This is Why I’m Broke.

Página de inicio de This is why I'm broke, un pequeño negocio de marketing de afiliados, una idea de negocio pequeño

La clave para tener éxito en el marketing de afiliados es elegir un nicho sobre el que tengas conocimientos, ya que esto te ayudará a establecer autoridad. Tienes que crear un público fiel que confíe en tu opinión y compre los productos que recomiendas.

Para empezar, únete a un programa de afiliados como el nuestro Hostinger Affiliates, o Amazon.com Associates. También hay marketplaces como ClickBank, donde encontrarás varios productos para promocionar.

La cantidad que ganes dependerá del producto, el tamaño de la comisión y el tráfico de tu sitio web. Según Affise, una vez que construyas una audiencia, puedes esperar ganar entre 300 y 10.000 dólares al día.

4. Conviértete en bloguero

Si te gusta escribir y compartir tus pasiones, escribir un blog puede ser una de las mejores ideas de negocios pequeños para empezar. Puedes trabajar desde casa, crear contenidos y ganar dinero en el proceso.

Muchas personalidades, como Molly Yeh, empezaron su carrera escribiendo en un blog. Hoy en día, ella tiene dos libros de cocina y presenta un programa en Food Network llamado Girl Meets Farm.

Tener un alto tráfico en el sitio web es crucial para crear un blog financiable. Muchas empresas lo ven como un gran potencial de conversión, lo que hará más probable que se asocien contigo.

Con 100.000 páginas vistas al mes, puedes ganar entre 1.000 y 10.000 dólares.

Para asegurarte de esto, elige una idea de blog con la que estés familiarizado y que también tenga una gran audiencia. Esto te ayudará a crear un gran número de lectores desde el principio.

Luego, asegúrate de escribir un blog de forma constante para mantener a los visitantes interesados. Aprende sobre SEO y marketing de contenidos para aumentar la visibilidad de tu sitio web en los motores de búsqueda.

Una vez que tengas una audiencia considerable, puedes ganar dinero a través de anuncios, contenido patrocinado y enlaces de afiliación. Algunos blogueros también publican artículos como invitados en blogs de negocios, hacen productos y crean cursos en línea.

5. Escribe y publica tus propios libros

Atrás quedaron los días en los que había que presentar un manuscrito para convertirse en autor. Las plataformas de autopublicación están ahora al alcance de la mano para que puedas empezar una carrera de escritor en cualquier momento.

Tu principal tarea será convertir una historia en un libro. Cualquier género puede servir, pero para crear un bestseller, elegir algo popular entre los lectores de libros autopublicados te ayudará en tu camino. Algunos ejemplos son el romance, el misterio, la fantasía y la ciencia ficción.

Una vez finalizado el libro, ponlo a la venta a través de sitios como Amazon KDP o Barnes and Noble Press. Ambos programas cuentan con una enorme base de usuarios y herramientas de marketing que te ayudarán a llegar a los lectores adecuados.

De hecho, Amazon informó que miles de sus escritores autopublicados obtienen más de 50.000 dólares en ventas.

Dicho esto, es posible que no ganes mucho al principio, sobre todo si eres un autor novato. Por lo tanto, es esencial comprobar qué políticas tienen estas plataformas sobre el pago para saber cuánto dinero puedes ganar.

Otra opción es vender el libro en tu propio sitio web para obtener una fuente de ingresos adicional. Si lo haces, tendrás más control sobre la monetización. Además, puedes crear una landing page como Let’s Go to NYC para promocionar tu libro a través de anuncios online.

Landing page de Let's go to NYC en ideas de negocios pequeños

6. Desarrollar y vender aplicaciones móviles

Si tienes una idea que puede resolver los problemas de la gente, considera convertirla en una aplicación móvil.

Apunta a algo innovador, como NeuralCam Live. Esta aplicación de cámara puede ocultar el fondo y ajustar la configuración del video durante una llamada.

Crear una aplicación requiere experiencia en desarrollo. Si eres un completo principiante, plataformas como Udemy o Codecademy ofrecen muchos cursos de aplicaciones móviles. Aunque te lleve más tiempo y dinero aprender, podrás crear una app más compleja de esta forma.

O bien, utiliza un software como AppyPie. Ya tiene todo listo para ti, así que no necesitas ningún conocimiento técnico para empezar a desarrollar tu aplicación móvil. Sin embargo, tener algunos conocimientos sobre la interfaz de usuario y la experiencia puede garantizar que la aplicación sea fácil de navegar.

Luego, puedes poner la aplicación a la venta o permitir su descarga gratuita.

Con esta última opción, es posible ganar dinero proporcionando espacio publicitario y ofreciendo compras dentro de la aplicación. De este modo, podrás llegar al mayor número de personas posible, sin dejar de ofrecerles la opción de realizar compras.

7. Convertirse en un especialista en publicidad online

Como los anuncios digitales se están convirtiendo en una práctica habitual, muchos dueños de pequeños negocios necesitan un experto en el tema. Puedes aprovechar esta oportunidad para empezar una carrera freelance como especialista en anuncios online, también conocido como especialista en PPC.

Esta idea de negocio pequeño es perfecta para quienes tienen experiencia en marketing online. Si no la tienes, hay muchos recursos en Internet para empezar, como el Garage Digital de Google.

El trabajo consiste en ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos publicitarios en varias plataformas, como Google, Facebook o Pinterest. Crearás estrategias basadas en su negocio y productos para que los anuncios lleguen al público adecuado.

Por lo tanto, tienes que ofrecer algo más que habilidades de subasta PPC. Tienes que saber de gestión de proyectos, análisis de datos, el sistema de KPI y más.

Cuando estés listo para lanzar tu carrera, únete a plataformas como Hubstaff Talent o Upwork para buscar clientes. Considera crear una página web con tu currículum y ponerla en la búsqueda de pago de Google para demostrar tu experiencia.

Hay varias maneras de cobrar por hacer servicios de publicidad. El método más común es cobrar por el porcentaje de la inversión publicitaria, entre el 10% y el 20%. De este modo, te pagarán sin importar el resultado de la campaña.

8. Lanzar un negocio de desarrollo web

El desarrollo web es otro servicio de alta demanda. Ahora que la mayoría de las empresas se están digitalizando, tener un sitio web increíble que destaque se ha convertido en la norma más que en una recomendación.

Si deseas iniciar un negocio pequeño de programación, es esencial dominar los principales lenguajes de codificación utilizados para la programación de sitios web. Estos incluyen HTML, JavaScript, PHP y más. Si eres principiante, busca sitios como BitDegree para empezar. 

Además, estar familiarizado con el desarrollo móvil y el diseño UX puede hacer que tu sitio web sea más atractivo para los clientes potenciales. Dado que los usuarios de móviles representan más de la mitad del tráfico de Internet, ahora es necesario contar con un sitio web responsivo.

Para empezar, crea un portafolio atractivo y muestra tus mejores proyectos. Puedes construir sitios web desde cero o adaptar los ya existentes.

9. Empezar una carrera de diseño gráfico freelance

Si tienes facilidad para el diseño gráfico, es una buena idea convertir tu talento en un pequeño negocio full-time.

Crearás elementos visuales para los proyectos de tus clientes, como logotipos, maquetas, contenido para redes sociales y mucho más. Algunos diseñadores gráficos también venden impresiones y artículos.

Utilizar las herramientas adecuadas es fundamental para tu éxito. Como mínimo, necesitas una computadora lo suficientemente potente, una tableta gráfica y un lápiz digital. Gastar miles de euros en una MacBook Pro no es la forma más rentable de empezar. Existen muchas máquinas con Windows a un precio mucho más bajo; lo único que se pierde es la pantalla Retina.

No olvides familiarizarte con programas populares como Adobe Photoshop e Illustrator.

Además, es crucial tener buenas habilidades de comunicación para poder convertir la visión de tus clientes en realidad.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, el mercado laboral de los diseñadores gráficos es cada vez más competitivo.

Teniendo esto en cuenta, la creación de un portafolio visualmente atractivo es clave para diferenciarse. Mira cómo lo hace el diseñador Alex Coven en su sitio web.

Portafolio online de Alex Coven, dueño de un pequeño negocio de diseño gráfico

10. Ofrecer servicios de coaching en línea

El coaching de vida es una idea de pequeño negocio asequible para empezar. Todo lo que necesitas es un sitio web, acceso a Internet y una pasión por ayudar a la gente.

La tarea de un coach de vida es ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos personales y profesionales. Por eso, la experiencia en asesoramiento o trabajo social puede darte ventaja.

También es una buena idea obtener una licencia a través de programas como iPEC. Tener una certificación puede justificar tus precios y servicios, dándote más reputación a los ojos de clientes potenciales.

Al tratarse de un negocio online, no estarás limitado por la ubicación para buscar clientes. Puedes construir un sitio web para atraer a visitantes de todo el mundo y ofrecer coaching a través de llamadas individuales o programas de video.

No te olvides de promocionar tus servicios a través de anuncios digitales y redes sociales. También puedes crear un blog o un podcast para atraer más tráfico y compartir tu experiencia, como hace Christine Chen.

11. Convertirse en consultor de citas

La consultoría de citas es una de las mejores ideas de negocios pequeños para quienes aman ayudar a la gente a encontrar pareja.

Trabajarás en ayudar a los clientes a superarse para que puedan tener una mejor vida amorosa. El trabajo se centrará principalmente en el desarrollo de las habilidades interpersonales, la creación de confianza y la preparación para el mundo de las citas en línea.

La forma de dirigir y vender tus servicios depende de tus preferencias. Si quieres, puedes armar un programa completo en tu sitio web, como Cora Boyd. Su curso Magnetics Love School incluye sesiones de coaching, talleres, un portal de recursos sólo para miembros y mucho más.

Página de inicio de Cora Boyd, dueña de un pequeño negocio de consultoría de citas

También puedes seguir sus pasos para atraer a nuevos clientes. Además de utilizar las redes sociales, le gusta publicar como invitada sobre temas de citas en el blog de Tinder, Swipe Life.

Al igual que el coaching de vida, necesitas algunas habilidades y formación en counseling. Adquirir una certificación de coaching también puede impulsar tu credibilidad.

12. Trabajar como traductor

Para los hablantes y escritores multilingües, ofrecer servicios de traducción es una excelente idea de negocio. Utilizando las habilidades que ya tienes, puedes traducir diferentes tipos de contenido, incluyendo subtítulos, textos para la web, libros y más.

¿No tienes experiencia profesional? Apúntate a clases de traducción online y haz tus propios proyectos de prueba. Una vez que tengas confianza, empieza este trabajo como negocio paralelo. Plataformas como ProZ y Translated son muy conocidas entre los traductores freelance.

Cuando estés preparado para dedicarte a ello por completo, considera elegir una especialización para acotar tu enfoque. Te facilitará la tarea, ya que trabajarás con un nicho con el que estás familiarizado. Además, puede establecerte como un experto en el campo, lo que puede aumentar tus ingresos.

Lo que cobres por un proyecto depende de la complejidad, la longitud y la combinación de idiomas, entre otras cosas. Si consigues la certificación de una asociación oficial de traductores como la ATA, la tarifa puede aumentar de forma justificada.

13. Dar clases particulares en línea

Las tutorías online son un negocio fácil de empezar en casa y que se puede hacer a medio tiempo.

Los tutores suelen ayudar a estudiantes desde el nivel elemental hasta el universitario en las asignaturas que elijan, como matemáticas o historia. En este caso, no es necesario tener un título, pero sí alguna experiencia docente relevante.

Otros tutores ofrecen servicios de preparación de exámenes de idiomas o de ingreso. Para ello, es imprescindible contar con una certificación acreditada que demuestre tu competencia.

Si quieres empezar, únete a sitios como Chegg o Skooli. Ambas plataformas ya tienen su propia base de usuarios, por lo que encontrar alumnos será más rápido. Puedes enseñar a través de textos, videollamadas, pizarras en directo y mucho más.

Página web de Chegg tutors

O bien, crea un sitio web para dar tus clases. De esta forma, tendrás más control sobre tus horarios y la monetización. Además, podrás ser más creativo con los métodos de enseñanza.

14. Ofrecer servicios de SEO

Todos los dueños de sitios web saben que los resultados de la primera página de Google son los más valiosos. Desgraciadamente, sólo una pequeña parte de las empresas saben cómo aplicar el SEO a sus sitios, y apenas rozan el potencial de la optimización de sitios para motores de búsqueda.

Empieza a trabajar como experto en SEO para analizar los sitios web, identificar cualquier problema de rankings y crear un plan para aumentar el tráfico orgánico y el posicionamiento en las SERP.

Por lo general, un especialista debe tener un conocimiento completo del SEO on-page, off-page y técnico. Por lo tanto, el conjunto de habilidades puede abarcar desde HTML hasta el mapeo de palabras clave y la creación de backlinks.

Teniendo esto en mente, considera hacer cursos para aumentar tu conocimiento antes de empezar un negocio. Mantenerse al día con las tendencias cambiantes y utilizar las herramientas de SEO adecuadas también será de gran ayuda.

Los precios de los especialistas en SEO freelance varían según la región y la experiencia. Según Ahrefs, la tarifa media es de unos 68 dólares por hora.

15. Empezar un canal de YouTube

¿Tienes una personalidad magnética? Conviértela en dinero con YouTube. Este gigante de los videos ha hecho posible que muchos lancen negocios rentables sólo con estar en cámara.

Para empezar un canal de YouTube, elige un nicho que se ajuste a tus intereses. Si quieres hacer un negocio en casa con tu canal, los géneros como la cocina, los juegos y las reseñas tecnológicas son grandes opciones.

El nicho también debería tener una gran audiencia para que puedas construir tu base de seguidores rápidamente. Una vez que hayas alcanzado los mil suscriptores y las cuatro mil horas de visionado, podrás participar en el Programa de Socios de YouTube.

A partir de ahí, podrás ganar dinero a través de AdSense. También te resultará más fácil asociarte con empresas, ya que éstas prefieren canales con una audiencia significativa. Otras formas de ganar dinero son el merchandising y el crowdfunding a través de Patreon.

Para garantizar una experiencia visual agradable, invierte en un buen equipo de video. Utilizar programas de edición profesionales como Adobe Premiere Pro también aumentará tus posibilidades, ya que la vara está muy alta.

Para que tu negocio se convierta en un trabajo a tiempo completo, un buen comienzo sería tener más de 50.000 visitas diarias. Según Influencer Marketing Hub, puedes empezar a ganar 3.500 dólares al mes sólo con esas visualizaciones. Cualquier cosa por encima de eso puede hacer que tu vida sea lo suficientemente cómoda como para buscar otras ideas para un negocio lateral.

16. Convertirse en micro-influencer

Si tienes entre mil y cien mil seguidores en las redes sociales, una de las mejores ideas de negocios pequeños es convertirte en un micro-influencer.

Como influencer, trabajarás con empresas para promocionar sus productos o servicios entre tu audiencia. Pueden enviarte artículos para que los reseñes o proponerte una campaña de colaboración. También puedes unirte a redes de afiliados para encontrar productos que promocionar.

La razón por la que a las marcas les gusta trabajar con microinfluencers es que tienen un mayor nivel de interacción con el público que los creadores de contenido macro o mega. En otras palabras, tienen más posibilidades de influir en las decisiones de compra de sus seguidores.

Para empezar, necesitas tener una marca personal atractiva. Es decir, tu perfil debe mostrar tu personalidad y tus intereses a la vez que una relación estrecha con la audiencia.

Las publicaciones tienen que mostrar relevancia para tu nicho y cierta interacción de los seguidores. Adapta tu perfil para que resulte más atractivo para las empresas.

Una vez que te hayas asociado con una marca, es esencial incorporar su producto de forma natural. El poder de un influencer es su capacidad de relación y confianza. Que parezca que estás vendiendo puede hacer que tus seguidores se retiren rápidamente.

17. Lanzar un negocio de edición de video

Convertirse en YouTuber no es la única opción profesional viable para quienes les gusta hacer videos. Si prefieres hacer un trabajo detrás de escena, puedes ofrecer tus servicios de edición de video.

Muchas empresas nuevas necesitan videos para promociones y anuncios publicitarios.

Mira a Lief Ramsaran. Además de ser cineasta, también trabaja con la YouTuber WithWendy para producir y editar sus vídeos.

Como las herramientas principales son un ordenador y un software de edición de video, puedes convertir esto en un negocio desde tu casa. Es posible que también necesites un almacenamiento externo para guardar las secuencias sin editar y Photoshop para hacer gráficos o miniaturas interesantes.

Además, un editor debe tener conocimientos de storytelling para que las secuencias sin editar adquieran sentido y tengan una buena fluidez. Una buena narración en video debe ser fácil de seguir y debe captar la atención del público de principio a fin.

Para publicitar tu negocio, crea un portafolio de videos con todos tus proyectos anteriores. Luego, presenta tus servicios en portales de empleo creativo como If You Could o Creativepool.

Página de inicio de If you could, un portal de trabajos para creadores

18. Trabajar como asistente virtual

Si tienes habilidades impecables para la gestión del tiempo y la organización, ésta podría ser la mejor idea de negocio de esta lista.

Como asistente virtual, prestarás apoyo administrativo a emprendedores y negocios online de forma remota. Las tareas generalmente incluyen responder correos electrónicos, programar citas, hacer compras personales, etc.

Sin embargo, también puedes realizar tareas especiales como la gestión de un sitio web, cuentas de redes sociales, relaciones con los clientes, etc. Algunos asistentes virtuales como Sandee se especializan en servicios de diseño.

Página web de Sandee, dueña de un pequeño negocio de asistencia virtual

Dado que la descripción del trabajo puede variar, es esencial ser capaz de aprender y adaptarse rápidamente.

Para encontrar trabajo de asistente virtual, sitios web como People Per Hour tienen muchos empleos disponibles. También puedes hacer un sitio de currículum personal para impresionar a futuros clientes y presentarte a través de anuncios online.

19. Gestionar las redes sociales de pequeños negocios

Muchos pequeños negocios trabajan en equipos reducidos y necesitan contratar freelancers para gestionar ciertas tareas – incluyendo el marketing en redes sociales.

Es aquí donde entras tú como administrador de redes sociales. Crearás estrategias de contenido para promocionar sus productos, dirigir el tráfico y convertir a los visitantes en clientes.

Para hacer tu trabajo correctamente, es importante tener buenas habilidades de comunicación. Tienes que ser capaz de entender los objetivos de marketing del cliente y utilizar la voz de su marca. Gestionar las consultas de los clientes a través de las redes sociales también puede formar parte de tus tareas diarias.

Además, es necesario tener conocimientos de redacción y edición de fotos. Éstos son esenciales para crear publicaciones visualmente atractivas que puedan generar conversaciones y conseguir ventas. Utiliza herramientas como Hemingway Editor y Canva para ayudarte.

Por último pero no menos importante, es necesario que conozcas las analíticas de las redes sociales. Los datos recogidos en las redes sociales son muy útiles para elaborar un plan de negocio. Considera utilizar herramientas de terceros como SproutSocial para obtener una perspectiva más detallada.

Para encontrar clientes, crea tu propio perfil en las redes sociales y muestra lo que puedes hacer. Tener un sitio web de portafolio de tus campañas anteriores también puede impulsar tu reputación. A medida que crezca tu negocio, puedes ofrecer cursos y recursos de marketing, como Natasha de Sol Studio.

Página de inicio de Sol Studio, un pequeño negocio de manejo de redes sociales

20. Escribir propuestas de subvención

Si te gusta investigar y elaborar documentos, considera la posibilidad de iniciar un negocio de redacción de subvenciones.

Tu día a día girará en torno a la creación de propuestas de subvención para organizaciones sin fines de lucro y nuevas empresas. Éstas utilizarán estos documentos para conseguir financiación de donantes, como grandes empresas y agencias gubernamentales.

Una buena propuesta de subvención funciona de forma similar a un plan de negocio. Debe reflejar la visión y la misión de la empresa, así como mostrar por qué es importante obtener la financiación.

Como redactor de subvenciones, tienes que ser capaz de comunicar estos elementos de forma que te ganes el corazón de los donantes. Además de las habilidades de redacción, acostúmbrate a hacer gráficos y tablas para respaldar los argumentos de los clientes.

Como vas a trabajar con diferentes organizaciones, es bueno tener una amplia base de conocimientos. De este modo, no estarás limitando los tipos de clientes y trabajos que puedes aceptar.

Para las personas sin experiencia, hay clases de redacción de subvenciones en línea disponibles en Udemy y Coursera. También puedes unirte a la Grant Professionals’ Association para obtener más formación y relacionarte con otros 

21. Revender nombres de dominio

Esta práctica consiste en comprar y revender nombres de dominio a un precio mucho mayor. Es una de las mejores ideas de negocios pequeños de la lista si quieres empezar un negocio online de bajo costo con un beneficio potencial casi ilimitado.

Los revendedores de dominios suelen apuntar a nombres que contienen potencial de negocio y palabras clave comúnmente utilizadas.

Por ejemplo, Hotels.com se vendió por 11 millones de dólares en su momento. El comprador lo adquirió para crear un sitio de reservas de alojamiento online, como su nombre lo indica.

Sin embargo, estos nombres cortos son cada vez más difíciles de conseguir. Por ello, muchos revendedores compran ahora dominios con una palabra clave local, como bostonusedcars.com.

También hay que estar atento a los nuevos términos que surjan en los medios. Puede que se pongan de moda y que algunas personas hagan negocio con ellos.

Para encontrar y comprar nombres baratos, basta con utilizar un comprobador de dominios. También hay sitios de subastas como JustDropped.com para encontrar nombres agotados. Puedes crear una landing page para el dominio y luego ponerlo a la venta en el mismo marketplace.

La cantidad de dinero inicial que necesitarás dependerá de los dominios disponibles. Puedes empezar con tan sólo 10 dólares, pero sería conveniente gastar un par de cientos de dólares para comprar varios nombres. Hacer esto ampliará tus posibilidades de hacer una venta.

22. Crear un podcast

Los podcasts se han convertido en una forma de entretenimiento muy popular en todo el mundo. Debido a la creciente cantidad de oyentes y a las oportunidades de monetización, cada vez más personas están haciendo podcasts como un negocio de medio tiempo.

No es necesario tener conocimientos técnicos para convertirse en podcaster. Si tienes habilidades interpersonales excelentes y una voz atractiva, estás en el buen camino.

Dado que el mercado de los podcasts se está saturando, intenta crear un programa único. Intenta elegir un nicho que tenga menos competencia o crea un concepto que no se haya hecho antes.

Además, asegúrate de invertir en un equipo de audio y un software de edición de primera calidad para garantizar una experiencia auditiva nítida.

Aloja tus podcasts en tu sitio web para que sean públicos. Luego distribúyelos en Spotify, Apple y Google.

La mayoría de los podcasters suelen generar ingresos a través del marketing de afiliación, eventos de transmisión en directo y plataformas de crowdfunding como Patreon. Una vez que tengas una gran audiencia, considera unirte a redes de publicidad como AdvertiseCast.

Página de inicio de AdvertiseCast, una red de publicidad de podcasts en ideas de negocios pequeños

23. Ghostwritting

El Ghostwriting o la escritura fantasma es una gran idea de negocio para las personas a las que les gusta escribir pero no quieren dedicar tiempo a la elaboración de ideas propias.

Crearás contenidos utilizando el nombre de otra persona y desarrollarás su idea hasta convertirla en un artículo completo. La mayoría de los escritores fantasma suelen encargarse de la redacción de libros, pero algunos también hacen material de formato corto, como artículos para blogs.

En muchos casos, entrevistarás a alguien e investigarás el tema en cuestión. De este modo, podrás plasmar su voz y su historia en la escritura. Si esto te parece una tarea difícil, sigue este curso de ghostwriting online de Roz Morris para prepararte.

Para comercializar tus servicios, es imprescindible contar con un excelente portafolio online de tus proyectos anteriores.

Envíalo a clientes potenciales y conéctalo a bolsas de trabajo de escritura como Reedsy. En promedio, los ghostwriters en la plataforma pueden ganar unos 0,35 centavos de dólar por palabra. Sin embargo, la cifra depende de la longitud y la calidad del proyecto.

Reedsy, un portal de trabajos para escritores freelance

24. Convertirse en contador online

Si eres bueno con los números, ofrecer tus servicios de contabilidad a distancia puede ser una de las mejores ideas de negocios pequeños para ti.

Hoy en día, muchos dueños de negocios necesitan ayuda para gestionar sus finanzas. Como contador, serás responsable de sus estados financieros, de los pagos entrantes y salientes, de la recaudación de impuestos, etc.

Dado que estos documentos son delicados, deberás transmitir confianza y profesionalidad a los clientes potenciales. Realiza un examen de certificación en tu zona o únete a una asociación de contabilidad para aumentar tu credibilidad.

Además, la capacidad de resolución de problemas también es crucial en caso de que tu cliente tenga problemas presupuestarios o fiscales.

Además de una computadora y una aplicación de hojas de cálculo, un software de contabilidad como FreshBooks será de gran ayuda. Puede simplificar tu ritmo de trabajo, haciendo que tu desempeño sea más eficiente.

Para trabajos de contabilidad freelance, una plataforma como Upwork puede ayudarte.

25. Hacer trabajos de locución

¿Tienes una voz única? Reúne tus talentos para realizar trabajos de audio comercial. Puedes ofrecer servicios de locución para publicidad, audiolibros, programas de televisión, etc.

Al igual que un actor, tienes que ser capaz de adaptar tu voz a diferentes papeles. Cuanto mayor sea la variedad, más trabajos podrás solicitar. Toma clases de actuación de voz y de capacitación en dialectos para mejorar tu repertorio.

Además, tienes que conseguir un equipo de grabación doméstico para hacer tu trabajo.

Una vez que ya estés preparado, haz un portafolio online. Presenta un reel de demostración para mostrar el tipo de voces que puedes hacer. Considera aceptar algunos trabajos gratuitos para ganar experiencia.

Para encontrar trabajo, Voices.com tiene miles de oportunidades para actores de voz. Los portales de freelancers como Fiverr también son un buen lugar para empezar.

Ideas de negocios pequeños: Página de incio de Voices.com, un sitio web para actores de voz freelance

26. Ofrecer servicios de edición freelance

Los que tienen una larga carrera como escritores y editores podrían querer iniciar un negocio como editores freelance. Así tendrás más control a la hora de elegir los proyectos, las tarifas y los plazos con los que puedes trabajar.

Hay varios tipos de servicios de edición que puedes ofrecer. Puedes hacer edición especializada y centrarte en el esquema general de un texto. La tarea principal en esta fase es examinar su estructura y estilo generales.

También existe la corrección de textos, que consiste en corregir los elementos más técnicos, como la gramática y el estilo utilizado. Se trata de profundizar y elegir lo más conveniente en función de la visión original de cada obra en la que se está trabajando.

Puedes especializarte en los géneros en los que tengas experiencia.

Para promocionar tus servicios, recopila tus mejores trabajos y preséntalos en tu portafolio online. También puedes ofrecer muestras del antes y el después de la edición, como hace Kirsten Janene-Nelson en su página web.

27.  Trabajar como analista de datos a distancia

Dentro de los negocios rentables, existe una gran demanda de analistas de datos. A medida que las empresas están más orientadas a los datos, muchas personas recurren a estos profesionales para que hagan números y tomen decisiones mejor fundamentadas.

Sin embargo, convertirse en analista de datos tiene una empinada curva de aprendizaje. En primer lugar, es necesario aprender un lenguaje de procesamiento de datos, como Python o SQL. También es esencial estar familiarizado con las herramientas de visualización de datos como Tableau para realizar tu trabajo.

Además de eso, las buenas habilidades de comunicación son importantes para traducir los datos en ideas de negocio viables para tus clientes.

Si no tienes experiencia previa, Datacamp tiene una gran variedad de clases de ciencia de datos para tomar.

Empieza tomando un par de proyectos para construir tu currículum en línea. Inspírate con este sitio web de la analista de datos Claudia Ten Hoope.

Cuando estés preparado, empieza a buscar trabajo en portales de empleo a distancia. Después de aumentar el número de clientes, puedes unirte a Toptal, un portal de trabajo freelance exclusivo para profesionales digitales.

Página de inicio de Toptal, un portal exclusivo para freelancers

28. Diseñar y vender fuentes personalizadas

Si te gusta el diseño de letras o la tipografía, considera la venta de fuentes como negocio secundario. Esto puede generar ingresos pasivos y abrir más oportunidades de trabajo en el ámbito del diseño gráfico.

Para empezar, necesitas una tablet creativa y un lápiz digital. Luego puedes crear fuentes personalizadas con Adobe Illustrator o con una aplicación de creación de fuentes como RoboFont.

Para que tus paquetes de fuentes sean más valiosos, crea varios estilos y grosores utilizando el mismo tipo de letra. Intenta incluir también iconos decorativos para añadir rasgos adicionales.

Además, ve más allá y muestra cómo los usuarios pueden utilizar la fuente en sus proyectos. De este modo, podrán visualizar la utilidad y los beneficios de tus fuentes. Algunas formas de hacer esto es creando logotipos, modelos de productos o plantillas de publicaciones en redes sociales.

Puedes vender las fuentes en sitios como Fontspring y Creative Market.

Página de inicio de Creative Market, un marketplace para pequeños negocios de creadores

Otra opción es crear una landing page para vender tu fuente, como Odibee Sans. Esto permite tener más espacio y control para presentar el tipo de letra desde los mejores ángulos.

El precio de una fuente depende de dónde y cuántas veces la vaya a utilizar el cliente. Por lo general, se pueden aplicar normas de licencia para uso personal o comercial.

29. Ofrecer servicios profesionales de redacción de currículos

La redacción de currículos es una excelente idea de pequeño negocio para las personas con experiencia en selección de personal.

Requerido por profesionales, te asegurarás de que las solicitudes de empleo de los clientes sean atractivas y legibles para los empleadores. Para ello, debes ser excelente en la redacción y el marketing.

Por lo demás, conviene que te familiarices con el sistema ATS de reclutamiento. La mayoría de las empresas lo utilizan para filtrar y clasificar los currículos en función de la relevancia para la descripción del puesto. Por eso es importante incluir las palabras clave adecuadas para que el expediente del cliente esté optimizado para el ATS.

Por lo general, empezarás revisando el currículo existente de la persona para ver si hay aspectos que mejorar. A partir de ahí, puedes decidir si hacer un cambio de imagen completo o hacer algunos ajustes.

Hay muchos trabajos de redacción de currículos disponibles en los mercados de trabajo freelance. También puedes unirte a PARWCC para obtener una certificación, relacionarte con otras personas del sector y encontrar más trabajo.

30. Transcribir archivos de audio

¿Tienes buenas habilidades de escucha? Transcribir archivos de audio podría ser una de las mejores ideas de negocios pequeños para ti. Tal como se ha dicho, el trabajo consiste en convertir las grabaciones de voz en documentos escritos.

Normalmente, los archivos de audio que se necesitan transcribir son para mantener registros, como reuniones de negocios o procedimientos legales. En este caso, es posible que necesites cierta formación para familiarizarte con la terminología específica del sector.

También puedes ocuparte de archivos de video más generales que necesiten subtítulos para el SEO.

Además de tener un excelente oído, los transcriptores deben ser rápidos mecanógrafos. Esto es para poder escribir mientras se escucha el archivo, sin tener que reproducirlo una y otra vez.

Además, hay que conocer la gramática, la ortografía y la puntuación adecuadas para escribir transcripciones precisas.

Para empezar, basta con disponer de una computadora portátil, unos auriculares de alta calidad y un programa básico de procesamiento de textos. Una vez que hayas adquirido más experiencia, puedes invertir en un pedal.

TranscribeMe es un buen sitio para buscar trabajo de transcripción. Tienen trabajos de nivel básico a intermedio, así que seguro encontrarás algo que se adapte a tus habilidades.

Página de inicio de Transcribeme, un sitio web para trabajos de transcripción

31. Convertirse en agente de ventas independiente

Hoy en día, muchos pequeños negocios prefieren contratar a vendedores independientes para ahorrarse la contratación de un equipo interno. Por ello, numerosos agentes hoy prefieren ser independientes para tener más flexibilidad sobre los clientes y los horarios.

La tarea de un agente de ventas autónomo consiste en comercializar los productos o servicios de una empresa entre los clientes potenciales. Al igual que el marketing de afiliación, recibirás un pago cada vez que alguien realice una compra.

Si trabajas a distancia, los métodos de venta que emplearás son las demostraciones online y por teléfono. Por lo tanto, es importante tener una conexión a Internet fiable y un plan de telefonía móvil o VOIP.

La mayoría de las empresas contratan agentes de ventas independientes de plataformas como CommissionCrowd. Por lo general, incluyen funciones que te ayudarán a realizar tu trabajo, como herramientas de CRM, un canal de ventas, cursos de formación y mucho más.

Commission Crowd, un sitio web para agentes de venta independientes

32. Empezar un negocio de testing de sitios web

Por último, considera iniciar un trabajo secundario de testeo de sitios web. Muchos negocios y desarrolladores en línea pagan a personas para que prueben sus sitios y evalúen la facilidad de uso. Así, utilizarán los comentarios proporcionados para realizar mejoras.

Por lo general, las empresas buscan clientes normales para que examinen sus sitios web. Así pueden obtener respuestas de personas reales que potencialmente pueden comprar sus productos.

La forma de realizar las pruebas depende del cliente. Lo normal es que te den instrucciones y te hagan algunas preguntas. A medida que vayas probando el sitio web, deberás grabarte a ti mismo y expresar tus opiniones según lo que te pida la empresa.

Para empezar, puedes buscar trabajo en sitios como UserTesting. Aprovecha esta oportunidad para relacionarte con los clientes y adquirir más conocimientos.

Después, puedes abrir tu propio negocio de testing de sitios web. Esto te permitirá tener más libertad para fijar tus tarifas.

Consejos para lanzar con éxito un pequeño negocio

El verdadero reto con cualquiera de las grandes ideas de negocios pequeños de la lista es hacerlas realidad. Si necesitas ayuda, te damos algunos consejos sobre cómo iniciar un pequeño negocio:

Empieza con un plan de negocio sólido

Cuando estás a punto de ser dueño de un pequeño negocio, es importante conocer los pasos que hay que dar antes de crear una empresa. Un movimiento erróneo podría suponer la pérdida de clientes y, a su vez, de tu dinero.

Es por eso que tener un plan de negocios bien pensado es importante. Al ser el proyecto de tu empresa, debe abarcar todo lo que necesitas para lanzarte y crecer. Debe incluir información sobre el modelo de negocio, los productos o servicios, el público objetivo, el marketing, las finanzas y mucho más.

Cuando redactes un plan de negocio, asegúrate de establecer objetivos SMART. Esto te permitirá plantear expectativas realistas sobre lo que tu negocio puede lograr en los primeros años.

Céntrate en los clientes

El secreto de los negocios rentables exitosos es tener clientes satisfechos. Si ofrecemos a los compradores lo que necesitan, es más probable que sigan comprando.

Conseguir que los clientes estén contentos es mucho más que ofrecer un buen producto o servicio. También consiste en crear una experiencia agradable para el público. Aquí hay algunas formas de hacerlo:

  • Define un perfil del comprador o buyer persona. Se trata de un modelo de perfil que representa a tus clientes actuales. Utilízalo y toma decisiones comerciales enfocadas en las personas a las que te diriges.
  • Haz que tu sitio web sea amigable para el usuario. Tu sitio web será el primer punto de contacto entre tú y tus clientes. Para que un sitio web sea fácil de usar, identifica sus puntos débiles y elimínalos.
  • Responde rápidamente a las consultas. La mayoría de los clientes coinciden en que obtener una respuesta rápida de una empresa es importante para ellos. Si no respondes sus mensajes en menos de una hora, es posible que busquen otro vendedor.

Elabora una sólida estrategia de marketing online

La forma en que comercialices tu negocio puede determinar si puede llegar y resonar en el mercado objetivo. Por lo tanto, es crucial crear estrategias basadas en lo que le gusta y necesita tu público.

Los siguientes consejos pueden ayudarte:

  • Crea un blog. Es una de las mejores maneras de optimizar su sitio web para los motores de búsqueda y obtener tráfico orgánico. Si creas uno, asegúrate de que los artículos sean de alta calidad, que se ajusten a las palabras clave y que sean útiles para tus clientes.
  • Usa anuncios en redes sociales. Son mucho más efectivos para hacer visible tu marca. Además, plataformas como Facebook e Instagram pueden proporcionar información en profundidad sobre tu audiencia a través de su herramienta Insights.
  • Prueba el marketing de recomendación. Es la práctica de dar a los clientes un incentivo para que promuevan tu negocio a sus amigos y familiares. Algunas recompensas comunes incluyen crédito en la tienda, obsequios, tarjetas de regalo y más.

Utiliza herramientas para gestionar tu pequeño negocio

Gestionar un pequeño negocio online no tiene por qué ser difícil para los emprendedores. Con las herramientas adecuadas, puedes ocuparte de tu trabajo diario al tiempo que haces crecer tu empresa.

Estas son algunas de las herramientas recomendadas para empezar a gestionar pequeños negocios:

  • GSuite. Este kit de productos de Google contiene todo lo que necesitas para redactar documentos, crear hojas de cálculo, llamar a clientes, almacenar archivos, gestionar correos electrónicos y mucho más.
  • Trello. Este popular software de gestión de proyectos te permite organizar las tareas y colaborar con los miembros de tu equipo.
  • Quickbooks. Una aplicación de contabilidad integral para crear facturas, hacer un seguimiento de los gastos, gestionar los impuestos y ver los informes financieros.

¿Cuál de estas ideas de negocios pequeños elegirás?

Ahí lo tienes: las 32 mejores ideas de negocios pequeños. Ya sea que quieras crear un sitio web de comercio electrónico o ser un microinfluencer, asegúrate de elegir aquella idea que se adapte a tu experiencia, intereses y presupuesto.

Dicho esto, estos son los primeros pasos para lo que está por venir. Para que tus ideas de negocios pequeños se conviertan en un sueño, necesitas un plan sólido, una experiencia de usuario excelente, una estrategia de marketing potente y algunas herramientas estupendas para gestionar tu trabajo.

Cuéntanos qué idea de pequeño negocio eliges finalmente.

El Autor

Author

Betania V. / @betania

Betania es una redactora y creadora de contenidos apasionada por el marketing digital. Escribe tutoriales y realiza análisis SEO dentro del equipo de Contenido de Hostinger. En sus ratos libres, disfruta de bailar, cantar o mirar una película.

Tutoriales relacionados

Agregá un comentario

Comentario*

Nombre*

Email*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Formá parte de Hostinger ahora!